Los jóvenes cantantes y la Talibanomanía

on Lunes, 12 Diciembre 2011. Posted in blog

Los jóvenes cantantes y la Talibanomanía

Estoy sentado en el patio de butacas de la Opera de Amberes escuchando las primeras escenas del Viaggio a Reims. Es el primer ensayo Escena/orquesta. Me gusta lo que veo y emociona lo que escucho.

 

Un plantel de gente joven, la mayoría no pasan la treintena. 

Y me vienen a la mente tantos comentarios escuchados en estos últimos 10 años. “No hay relevo” , “la gente joven no se forma”, “ los jóvenes tienen demasiada prisa” 

(Años de debuts de algunos de los más grandes)

Victoria de los Ángeles……….22 años

Placido Domingo………………...20 años

Pavarotti……………………………26 años

Caruso……………………………….22 años

Gigli…………………………………..24 años

La Caballé…………………………..22 años

Pero sobre todo: “ya no hay voces como las de antes”. Y yo pregunto: Antes?? Antes de que? De ayer? de los 60, 70, 50??. Antes del siglo XX??

Que ocurre?? Hay alguna mutación química extraña que ha manipulado las gargantas, y que no permite el nacimiento de buenos instrumentos?? Los genitores ya no se ponen grabaciones de Caruso o la Callas en el momento de concebir?? O quizá es el desarrollo tecnológico que nos avoca a Candroides??

Pues lo que yo pienso es que todo es una gran, grandísima mentira. 

Ahora esta cantando el aria de la contesta de Follevile  una chica Rusa, Elena. Es actriz, guapa, la voz es bellísima y canta como Dios. No es Mariella Devia!!!. Oh dios mío!!!! NO ES MARIELLA DEVIA!!!!!!! Efectivamente: Es Elena. Y?? Es emocionante!!! Precisamente porque es Elena. Porque es única, y sí!! Es Joven, preparada y con una voz como las de siempre. Porque siempre existieron, existen y existirán voces extraordinarias. Ahora canta la otra Elena. Corinna. Es maravillosa!!!!!! Que dulzura, que delicadeza. No es la Gasdia!!! Pues eso, que es Elena.

Si ahora me trasformase en un critico Talibán diría: Que pena…… en pocos años, pobre. Le puntature están calantes una croma, le sfumature no son progresivas. Que pena que el agudo sea corto, solo 5 segundos. No se fue al mib al final del aria: seguro que es porque la pobre con esa técnica rusa no puede. Si tuviera la técnica de la Devia……….

Claro, y si mi abuela tuviese ruedas seria una bicicleta!!! 

Yo le diría: Que mal lo ha pasado usted y que bien yo!!! 

Detrás de cada una de esas notas, hay un mundo de estudio, de trabajo, ilusión, de coraje, de nervios………

Y saben lo que ha cambiado en realidad en el mundo del canto? Pues el mundo.

La prisa no la tienen los cantantes jóvenes. La prisa la tiene el Mundo. Durante los primeros 70 años del siglo XX, en la supuesta edad de oro del canto Mundial, la vida era mucho más lenta, todo iba más despacio. Las De los Ángeles, Kraus, Giglis Pavarottis y demás estudiaban con una relación con el maestro que los jóvenes de los conservatorios de hoy ni sueñan. Muchas, muchas horas de estudio particulares, y mucho muchísimo don de la naturaleza. 

Hoy, una horita a la semana en el conser y pa casa (eso sí, mucho contrapunto, armonia, y historia de la zanahoria sueca, que eso si que es importante para el instrumento, ainss….) , y si quieres un profesor particular que al menos no te haga daño……..a 90€ la hora (esto merecería una capitulo aparte). Con una economía normal, cuantas puedes recibir??

Luego, estos señores no tenían conexiones Aéreas instantáneas con cualquier parte del mundo, como existen ahora ( eso servia para que el agente de turno no te vendiera en una gala en Singapur aprovechando una escala tecnica de camino a Kuala Lumpur) . Ni existía la televisión como ahora la conocemos. Y si fracasaban una o dos o tres noches, no existía Internet para que alguna “Arpía” resabiada los destrozase a los 5 minutos de terminar una función. Todo era distinto. Por todo eso, queridos amigos, hoy es mucho más difícil ser cantante de ópera, y por eso y cada dia más admiro a todas las Elenas que voy escuchando y descubriendo por el mundo.

Además, para los que ahora crean y acaban con carreras a la velocidad de un click, hay que decir, que de las épocas pasadas nos llegan los que triunfaron, nadie conoce a los cientos, miles que fracasaron. Estoy seguro que el porcentaje es similar al de hoy en dia, porque al final en el canto, hay un 99% de factor humano, sensorial, que es muy difícil de aprender y sobre todo de controlar en cualquier circunstancia. 

En definitiva, señores míos. Las voces líricas están a salvo. En cuanto a la ópera en sí…….de eso no estoy tan seguro, pero eso es otra historia.

AHHH..... Y él más joven de todos, el señor de la foto. El maestro de maestros rossinianos: Alberto Zedda

 

Comments (0)

Leave a comment

You are commenting as guest.

Facebook Youtube Twitter
Web Design: C&M