TANGO
TANGO

El telón se abre con el escenario a oscuras. De pronto, en el centro, se enciende la luza de una lámpara que reposa sobre una pequeña mesa. Fernando Egozcue se sienta a su lado y toca con una guitarra los primeros acordes tangueros de la velada. A continuación, se proyecta a su derecha la luz de una elegante lámpara de pie y el contrabajo se una a la interpretación. Luego, el bandoneón enciende su lamparita y conforma un trío musical incomparable. El violín y el piano son los siguientes invitados a la pieza, a la que se suman con idéntico ritual. Y, de repente, la voz de José Manuel Zapata irrumpe desde fuera del escenario con un "Mi Buenos Aires querido ...".

Así arranca el espectáculo Tango, un sugerente trayecto por las piezas mas célebres de Gardel, que también reserva un espacio a pasajes instrumentales igualmente emblemáticos. La íntima iluminación del escenario presentada al inicio del espectáculo, va variando en función de los intérpretes en escena. La iluminación cuidadosamente mimada, permite recrear una rica variedad de ambientes, apropiados para el sentimiento de los diferentes tangos de la velada.

El Granadino José Maunel Zapata, tenor de meteórica trayectoria y habitual de teatros de la talla del Metropolitan de Nueva York, vive y respira música. Su maravillosa voz protagoniza este homenaje a Carlos Gardel que se encama sobre las tablas a través del respetuoso y emocionante homenaje a su legado, vivo entre adoradores de su arte como el propio Zapata.

De la mano del espectáculo, el público recreará la cálida y mágica atmósfera del tango y recuperará los vivos textos de Gardel, transportándose a los salones de época de los años veinte y treinta.

 

TANGO
TANGO
TANGO
TANGO
TANGO
TANGO
Facebook Youtube Twitter
Web Design: C&M